Conocimos a Paola en un evento de novias que se celebró en Torrelodones el otoño pasado. Enseguida se interesó por nuestros vestidos y nos pidió cita para visitarnos en nuestro atelier. Recordamos perfectamente su primera visita acompañada de la que sería su suegra, tenía claro bastantes cosas pero no se veía con un vestido de novia.

Ese mismo día la probamos diferentes volúmenes de faldas, hasta que conseguimos que se viera con uno, a partir de hay comenzamos a trabajar con el diseño.

Paola iba a ser nuestra primera novia del año, había elegido el 26 de Enero para la celebración de su boda y el lugar elegido La Casona de Torrelodones y ya se sabe que en invierno y en la sierra de Madrid puede pasar de todo, incluso nevar.

Paola es de esas personas que la elegancia la tiene innata, cualquier cosa que lleve puesta la luce de una manera muy especial. De perfil muy fino tuvimos que trabajar en ella los volúmenes para evitar que se marcara demasiado su estructura ósea.


En cada prueba avanzábamos un poquito más, decidimos añadir gasa a su vestido de crepe, enriquecer el vestido con un encaje entolado en la base del vestido y finalmente el resultado fue un vestido de dos piezas que ella lució espectacular.

Los zapatos son su debilidad y se compró dos pares porque no era capaz de decidirse por uno de ellos, finalmente en prueba todas aportamos nuestro granito de arena para facilitar la decisión.

El ramo de novia lo tenía clarísimo desde el minuto uno, llevaría un ramo de novia con flores de algodón. Dada la época del año que era, nos pareció una decisión súper apropiada y que encajaba perfectamente con su estilismo.

Cómo algunas sabéis tenemos a Carmen de Alehopeventos, trabajando con nosotras desde finales del año pasado, su profesionalidad en ornamentación floral, diseño de bodas y buen gusto es muy conocido y relevante en el sector bodas, Paola no lo dudó, confió en ella para el diseño gráfico de las invitaciones y por supuesto para dar forma a su ramo de novia, que lo hizo con ella en nuestro mismo atelier, lo que resultó muy divertido.

El día que recogió su vestido el frío y la lluvia eran intensos en Madrid y Paola estaba realmente preocupada, pero el sábado amaneció con un sol espléndido para que Paola y Víctor pudieran disfrutar junto con sus invitados del entorno tan bonito que habían elegido para su boda.

¡Sólo nos queda dar la enhorabuena a esta pareja y desearles toda la felicidad del mundo en su nueva andadura!

Besos

By Carmen

Créditos:

Fotos: Javier Arroyo
Vestido: Cotonnus
Papelería y Ramo: Alehopeventos
Localización: La Casona de Torrelodones