¿Todavía no has dado con el vestido ideal para la forma de tu cuerpo? Quizá para encontrarlo, no solo hay que tener en cuenta las tendencias, el tipo de tela y de escote, sino también el cómo te favorezca el diseño según tu figura ya que, si no, no te vas a sentir 100% a gusto y es tu gran día, te tienes que ver perfecta.

Como bien sabréis hay diferentes tipos de corte de vestido y no todos son adecuados para todas las figuras. Desde Cotonnus hemos decidido daros unas pequeñas recomendaciones teniendo en cuenta estos aspectos:

Antes de identificar tu tipo de cuerpo y el vestido que mejor te sentaría, te damos una pequeña guía de algunos cortes de vestido que puedes encontrar.

  • Corte recto: Perfecto si lo que buscas es ocultar tus curvas y evita que la atención se centre en la cintura.
  • Corte en tubo: Permite resaltar la figura de tu cuerpo, por lo que es ideal para aquellas mujeres muy delgadas que quieren parecer más voluptuosas.
  • Corte ablusado: Disimula cintura y es ideal si tienes poco pecho. Al ser holgado en la parte superior ayuda a dar la ilusión de un cuerpo con más forma. 
  • Corte imperial: Es perfecto para realzar el busto y parecer más alto. Si tienes cadera o cintura ancha, este corte es la opción ideal porque la atención estará en otra parte de cuerpo. 
  • Corte canesú: Son ideales para aquellas mujeres que quieren aparentar tener más busto.
  • Corte evasé: Favorece a todo tipo de cuerpo y silueta. Logra marcar la cintura sin marcar las caderas, y es perfecto para disimular las caderas anchas o alargar las piernas.
  • Corte cintura baja: Este corte llega hasta las caderas y logra igualar la parte de arriba y la de abajo obteniendo el efecto de alargar el torso. Es una gran opción si tienes piernas largas y un torso pequeño.
  • Corte camisero: Es un corte ideal para aquellas con poco pecho y para disimular cinturas anchas.

Ahora vamos a identificar el tipo de cuerpo que tienes. Existen, principalmente, 5 tipos de cuerpo:

  • Forma de manzana: Este tipo de cuerpo son las extremidades delgadas, específicamente los brazos, pero los hombros son anchos. El peso se concentra alrededor de la sección media y el pecho, dando la apariencia de un busto más grande y, a veces, un estómago protuberante. Haciendo que sea un vestido ideal para este tipo de forma de cuerpo.

 

  • Forma de pera: La parte inferior del cuerpo (las caderas, los muslos y a veces el trasero) es más notoria y los hombros son más estrechos, inclinados y no tan anchos.

Vestido de novia Cotonnus hecho a medida en Madrid Aurora Boreal

Por lo general, se describe como el tipo de cuerpo más “curvilíneo”.

Los vestidos con escote en V o cualquiera que resalte la parte superior del cuerpo y los de corte recto, serán tus mayores aliados.

  • Forma rectangular: La caja torácica definirá la mayor parte de tu figura, ya que no habrá ninguna definición en la cintura para agregar curvas. A pesar de ser rectangular, puedes tener el trasero con curvas (de forma similar al trasero de pera) o el pecho ancho, con un poco de peso adicional alrededor de la cintura.

Los vestidos ajustados y los de corte evasé son perfectos para este tipo de cuerpo.

  • Forma de reloj de arena: Tienes la cintura definida de manera significativa. La grasa generalmente se almacena uniformemente en todo el cuerpo. Al verte en el espejo, verás que la línea de la cadera y la línea del busto son del mismo ancho. Un vestido ideal sería elegir diseños que dibujen la cintura y que se adapten a ella.

 

  • Forma de triángulo invertido: Este tipo de cuerpo se caracteriza por unos hombros anchos y una cintura fina.

Los vestidos de línea A, es decir los que se ciñen en la cintura y se abren hacia abajo, serían una gran opción.

Esperamos que te hayamos ayudado a resolver una de las grandes dudas para este día. Aunque si sigues teniendo alguna duda, escríbenos y pide cita y te aconsejaremos sobre qué tipo de vestido ideal favorece más a tu figura.