Hoy os voy a contar la preciosa boda de María y como se organizó en tiempo récord. María pasó de preparar oposiciones y digo oposiciones porque se preparó dos a la vez, a casarse y organizar una boda de ensueño en tres meses.

En sus escasos ratos libres, ojeaba Instagram mirando vestidos de novia y así fue como nos conoció. Inmersa como estaba en sus estudios, pidió a su madre que se pasara un día a conocernos porque le encantaba el estilo de nuestros vestidos.

Recuerdo perfectamente el día que se asomó por primera vez a Cotonnus Carolina, su madre, era un sábado por la mañana, me contó que María estaba preparando oposiciones que tenían decidida la fecha de la boda, pero que estaba todo por hacer hasta que María se examinara. Ese mismo día cogió cita para que María se acercara a conocernos, después del examen.

Así fue como conocimos a María, desde el primer momento conectamos a la perfección con ella, vimos diferentes cortes de vestidos, de volúmenes y de tejidos. Le encantaron las ideas que la propusimos y se enamoró de un tejido de crepé de seda y de un tul sedoso de plumeti bordado.

La cuenta atrás había comenzado y no solo tuvimos la gran suerte de que María se hiciera el vestido con nosotras, también confió en nosotras su madre, Carmen (madrina) y Loreto,una de sus futuras cuñadas.

Recordamos las pruebas de María con muchísimo cariño, se emocionaba en cada una de ellas y en todas se quería llevar el vestido. Hemos vivido con ella la elección de los pendientes, de los detalles de su look de novia, nos contó que había estado ahorrando durante mucho tiempo para comprarse los zapatos con los que siempre había soñado para su boda, unos Manolos Blahnik en un precioso gris perla. La verdad es que siempre que se acababa una prueba de vestido con ella, deseábamos que llegara la siguiente, su ilusión y alegría eran contagiosas.

Y llegó el día de la entrega del vestido de novia y tengo que decir que no solo se emocionó María, terminamos llorando todo el equipo. Tan feliz estaba con su vestido que al día siguiente de la boda, nos envió una foto abrazada a su vestido de novia y muy emocionada porque no tendría ocasión de ponérselo más.

El 15 de junio de 2019 en la Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora de Aravaca tuvo lugar la ceremonia religiosa de María y Antonio. La iglesia estuvo decorada en tonos blancos y verdes con mucho gusto y las muestras de cariño y las miradas cómplices de la pareja, no cesaron durante toda la ceremonia. La celebración del enlace se llevó a cabo en una finca privada de los alrededores.

La fiesta que se vivió y los detalles de esta preciosa boda podéis disfrutarla con las fotos que nos ha enviado María.

Y a mí solo me queda dar las gracias a María por muchas cosas pero por enumerar algunas, sus muestras de cariño y agradecimiento para con todo el equipo. Por aquí, en la que siempre será tu casa, se te quiere.
Besos
By Carmen

Créditos
Iglesia: Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora de Aravaca
Fotografía: Noonufotografia
Vestido: Cotonnus
Tiara: Cotonnus
Zapatos: Manolo Blahnik